Pueblo Joven [trilogía inacabada]


PUEBLO JOVEN (trilogía acabada, pero inédita)


**************************************************************************
¤¤¤¤¤¤¤¤
******************************************************************************

PUEBLO JOVEN III (o Tan igual pero distinto)

Leyendo Pueblo Joven III o Tan igual pero distinto, en diciembre de 2016, en evento de bienvenida al poeta peruano Domingo de Ramos:


Foto: Luis Carlos Murayari Coral.
Algunos poemas de Pueblo Joven III, junto con otros "pueblos jóvenes" en:

- Ginebra Magnolia, de Reinhard Huamán (31/03/2017)
- "De un silencio lejano", la MULA de Andrea Cabel (31/03/2017)

*******************************************************************************

PUEBLO JOVEN (trilogía inacabada)



El 29 de enero de 2016 presenté PUEBLO JOVEN [trilogía inacabada] para los amigos de La Vache Bleue de París. Este es el Flyer. 

La presentación en sí estuvo a cargo de Luis Dapelo y Julián Rodríguez. Yo realicé una lectura de poemas de Pueblo Joven I y II, así como (y esto en primicia) de algunos poemas de Pueblo Joven III, libro que en ese momento estaba escribiendo. Al día de hoy, ya está inacabadamente finalizado.

Aquí algunas una foto de la lectura:





Sí: hacía frío.

Ahora un par de videos:

1) Lectura (incompleta) de Pueblo Joven I:


2) Lectura de un poema de Pueblo Joven II:


Para finalizar, una foto del invitado de honor, quien nos agasajó con su presencia, haciéndome el honor de posar para la foto con Pueblo Joven I:
*********************************************************************************

PUEBLO JOVEN II (1° ed. Nos Es Nada - Lima, 2013 autopublicación)


Foto: Silvia Cuevas.
Foto: Silvia Cuevas.

Estuvo en la librería El Virrey del centro de Lima y en la Librería Inestable de Miraflores.

Foto: Silvia Cuevas.

Interiores de PUEBLO JOVEN II.



Flyer de la presentación de PUEBLO JOVEN II en la Galería Edifor de París. Gracias a Françoise Thuillier y Elqui Burgos.

Un par de poemas de PUEBLO JOVEN II:


II. ¿a dónde va esa gente que grita, levanta el brazo y aprieta un poco de aire en el puño? la carretera cruza el pueblo pero no conduce a ningún lado, ¿a dónde va esa mujer con su bala en la frente y la foto de su hijo en la cartera? ¿a dónde va ese padre de familia con la correa en el cuello? niños con muletas y harapos, niños que perdisteis la pierna en un encuentro o jugando al ratón, niños que os dejasteis las uñas, los dientes, niños de barrigas anchas, redondas y explosivas, ¿a dónde vais a perderos en el desierto? hombres de lenguas incomprensibles, bífidas, llenas de odio que os arrancáis los cabellos para luego golpearos en la cabeza con vuestras propias palmas, hombres de los hijos moribundos y mujeres infieles, hombres de las amantes colgadas del ropero, hombres que bebéis de las aguas mansas de esta tierra cuando cae la noche y os cobijáis en sus camas blancas, hombres que los domingos prendéis la barbacoa, ¿a dónde vais por el sendero del que nadie regresa? todos con el mismo grito en la boca, todos como si fueran uno solo, una larga diplópoda de mil pies sin aparato inoculador de veneno que segrega sustancias químicas irritantes y pestilentes, todos a perderos en la memoria del pescado, primero entró la orquesta con su bombo, su flauta y su violín, el resto cayó en seguida como lluvia de invierno que congela las manos, las narices y el aire azul de nuestros pulmones, pero que, por sobre todo, no deja oír nada ¿dónde la batalla? ¿dónde los combatientes muertos? en un tronar de dedos lo habían ocupado todo y no se podía ni ir al mercado a comprar los ingredientes del menú, ni cruzar la pista sin ser arrastrado por siempre jamás, hasta nunca o hasta no sé cuándo, madre, que también fuiste hija y amante, que temblaste de sudor bajo tu hombre que el tiempo te obliga a no olvidar, que arremetió incontables veces en tu contra porque a la décima ya no te quedaban dedos ¿qué haces con tus amigas borrachas con tu puño levantado como en una procesión de antorchas? no hay bruja que quemar ni en este pueblo ni en el otro que está al final del camino, se interna en el desierto entre las estribaciones ocres que se pierden como espejismos, según relataron los que antes de no volver partieron, no hay bruja pero abundan los poetas, todos con una P muy grande en la frente, un puñado de poetas que juntos conforman una gran tortilla, por lo demás, trabajan, se ponen su uniforme que es cualquier cosa, van a su oficina, a su obra, a su boutique, pero hoy es imposible ¿qué hace ese hombre quemando esos papeles? ¿qué hace ese hombre quemando ese muñeco? ¿qué hace ese hombre quemando ese trozo de tela? ¿ese uniforme escolar con su estudiante dentro? ¿qué hacen todos esos don nadies disfrazados, gritando una y otra vez sus palabras extrañas, incidesfrbls?

iv. en la pantalla de mi ordenador, tres adolescentes se disponen a desnudarse, tienen entre once y trece años y van a una escuela de New Auckland, todo esto lo sé porque he seguido la conversación que entablan con el mundo desde que la casualidad me hizo toparme con ellas, el mundo somos veintisiete individuos, la mayoría, como yo, anónimos y silenciosos, otros sin embargo seres de carne y hueso, adolescentes semidesnudos que además muestran sus caras y que esperan, con su inglés lleno de jerga, alentarlas hasta que nada las cubra, ellas responden al nick xxlovefallingyouxx y yo les creo, morado, el presidente, su mano impecable en alto está jurando por Dios, los seres vivos, los muertos que tuvimos y tendremos, su mentón como una melodía afilada frente a una ventana que da al río, las aguas corren lentas por el río, al final de la tarde el sol se refleja como un ojo de fuego que las entibia, pero es mentira, afuera hace un frío de inicios de primavera y el agua que baja recoge toda la severidad de las cumbres, Morgane toma café o té frente a otra ventana, tiene veintidós años y cuando no está de vacaciones va a la universidad de Aix-en-Provence, todos los jóvenes de la región dejan sus ciudades y pueblos para estudiar en Aix-en-Provence, se aburren, follan, y se vuelven a aburrir, se emborrachan, y ni bien pueden huyen, las chicas a países tropicales donde reposar los senos, los chicos a la gran ciudad que los espera con sus piernas abiertas que huelen a cloaca, todos nos internamos en las ciudades y como niños ahí crecemos y volvemos a crecer, hoy desenfundé un disco de Cocteau Twins y me acordé de mis amigos de la infancia, las naves que montábamos eran caballos que iluminaban la avenida polvorienta, había planetas sin nombre, habitantes sin alguna cosa, personajes que nunca antes habíamos visto y nunca más volveríamos a ver, algunos, de nosotros, se perdieron, es decir no regresaron, entre las selvas que saltaban de las esquinas como olas del pantano, troncos, moho y un carbunclo es lo que pudimos recuperar de ellos y lo que mostramos a sus familias como prueba, al acabar la tarde, nuestras madres o niñeras gritaban nuestros nombres desde la boca del pozo, sonrientes y pintadas parecían todas un eclipse, he escuchado cientos de veces Pandora, antes de dormir y al levantarme, cuando mi madre asomaba la cabeza para comprobar si aún dormía Arturo o no, cuando venía Grieg, Liszt y sus amigos compositores de nombres monosilábicos a beber y danzar, los he visto sacar la cabeza por las escotillas y vomitar, los he visto pegar gritos que rasgaban tímpanos, los he visto hablar con demonios que solo existían en sus cabezas, retozar en el lodo, destrozar cintas de los grupos que odiaban, los he visto reducir perros, robar libros, hacer rugir guitarras eléctricas, mear en los árboles de las casas que alojaban la fiesta, asesinar, desatar su odio, jugar a la pelota con una cabeza Maya, los he visto integrar sectas, copular, chatear, cantar boleros, partir por las vías del tren con una mochila en los hombros, crear una gran mentira que de decirla tanto terminaban creyendo, me siento orgulloso de ellos y de todo lo que hicimos y dejamos de hacer, también me siento orgulloso de estas tres chicas que muestran la vorágine de sus sexos y convierten la penumbra de nuestras habitaciones en un pequeño caos fluvial, la gente se lanza de las embarcaciones abandonando sus objetos personales que tragará el río, ellas siguen las indicaciones de un individuo, el más simpático de todos, que porta una máscara anti-gas, de alguna manera, me hacen pensar en los pequeños monstruos con los que me crucé cuando niño, con los que fui creciendo, un día me dejaron, un día decidieron no quedarse, pero cuando vuelven a rendirme una visita no queda cabeza que se parezca a algo, mi psicólogo me cuenta historias de terror, mi psiquiatra me receta pastillas de colores, mi psicoanalista me quiere cobrar 90 euros la hora, mi jefe dice que debo producir más, los caballos pastan en la jungla seca, las culebras buscan pareja entre los matorrales que prenden fuego, el agua se fue huyendo del ganado y el ganado no sabe qué hacer


Video grabado y transmitido en tiempo real de la presentación de PUEBLO JOVEN II (07/03/2014).
Puedes leer la NOTA sobre la presentación.

Lee el texto que escribí sobre PUEBLO JOVEN II a inicios del 2014 (el único texto escrito sobre este libro hasta ahora).

*********************************************************************************

PUEBLO JOVEN (2° ed. Cátedra Miguel Escobar G. - Ciudad de México, 2012)




Podemos doblar barrotes con las manos/ romper vidrios con los dientes// hacer polvo las rocas con los dedos/ mover montañas// perforar paredes con el láser rojo de nuestros ojos/ mandar de vuelta a casa las olas// las lluvias con sus tormentas bajo el brazo/ la arena enloquecida con su vorágine en la espalda// las cumbres con sus barbas blancas en la maleta/ derrumbar acantilados con la energía acumulada de nuestras palmas// derribar aves de hierro de un escupitajo/ apagar volcanes con la orina// desviar tormentas con un soplo/ incendiar bosques con un tronar de dedos// convertirlos en desiertos y los desiertos llenarlos de agua/ secar los ríos// secar los lagos/ bebernos hasta la última gota de las fuentes// eructar el pasado que comienza ahora/ hacer vibrar las cuevas// hacer huir los animales/ hacer caer los frutos verdes de un solo grito// hacer el amor cien veces antes de que la noche/ caiga// ahogar en placenta cada una de nuestras consciencias/ apagar los remordimientos como una vela// mirar el horizonte saber que es nuestro/ porque sí es nuestro n u e s t r o// que es lo mismo a MÍO pero/ cuando se abre la tierra y nos traga// pero cuando se abre la tierra y nos traga/ pero cuando se abre la tierra// y nos/ traga



PUEBLO JOVEN estuvo presente en:

*********************************************************************************

PUEBLO JOVEN (1° ed. Trafalgar Square - Londres, 2011)

En Trafalgar Square (01)
Foto: Valentino Gianuzzi.
Foto: Valentino Gianuzzi.

Flyer presentación en París. Galerie Koralewski [17/12/11]
Con Christian Andwanter (presentador).
Con luchadores cornelistas.



PUEBLO JOVEN apariciones:

1) En Segunda Antología de Poesía (Ventana Latina, Londres, 2013).

Lee la nota sobre la presentación de la antología.

2) En Revista Buriñón n° 1 (Maracaibo, 2013)

2) En la revista Paralelo Sur n°9 (Barcelona, 2012)

3) Presentación del libro y selección de textos en Ventana Latina (Londres, 2012).

4) En la antología Vientos Migradores II [Latinoamérica espatriada] (Colombia, Caza de Libros, 2016).


Sobre PUEBLO JOVEN:

1) En la Revista Caretas (Lima - Octubre, 2012).
Lee el texto “Vagamente dos peruanos” de la Revista Caretas.

2) “Luis M. Hermoza: Principio y Fin (por Christian Núñez Tello) en: El Conejo Belga.

3) “Monsieur Kaos (por Christian Núñez Tello) en: Revista Origama.


Comentarios

Entradas populares

facebook

INSTAGRAM